Después de que se relajara durante un año la vigilancia de la imagen urbana, la Secretaría de Desarrollo Urbano Capitalina (Sedum) reanuda la supervisión de toda la publicidad que se instala en la vía pública. Se advirtió que aquellos que la coloquen sin permisos podrán hacerse acreedores a sanciones que oscilan de los 1,250 a los 8 mil pesos. Jaime Gallo Camacho, titular de la Sedum, aseveró que las licencias se solicitan en esta dependencia y se otorgan de acuerdo al tamaño y el número de anuncios que se pretenden colocar y en consecuencia se les asignan los lugares para ser instalados.

El funcionario explicó que la supervisión de la imagen urbana se detuvo desde el desmantelamiento de la cuadrilla dedicada a esta actividad, a fin de canalizar ese personal a otra importante área como la supervisión de las obras en construcción. Sin embargo, ahora se restablece la cuadrilla de nueve empleados que coadyuvarán a recuperar el orden de la imagen urbana.

Por año se solían recibir alrededor de 1,200 solicitudes de colocación de pendones en los postes, lonas, letreros, espectaculares por parte de empresas inmobiliarias y desarrollo de vivienda, servicios de empleo, promociones para financiamiento, espectáculos de lucha libre entre otros espectáculos, servicios y productos que se publicitan en la infraestructura pública. Sin embargo, hasta el mes de julio se contabilizaron alrededor de 280 solicitudes menos, lo que hace suponer que algunos percibieron la falta de supervisión y colocaron sus anuncios sin autorización.

Finalmente, Jaime Gallo Camacho aseveró que la Secretaria de Desarrollo Urbano estará alerta de la publicidad que se instale sin permiso y se aplicarán las sanciones correspondientes, donde se evaluará si existe reincidencia, las afectaciones a la imagen urbana, entre otros aspectos.