El contralor Arnoldo Hernández Gómez Palomino se reunió con integrantes de la Comisión de Vigilancia del Congreso, donde propuso impulsar conjuntamente la labor de coordinación con todos los sectores para incorporar mejores criterios que favorezcan el combate a la corrupción. De igual forma, destacó que la dependencia a su cargo tiene la consigna de prevenir, detectar y sancionen cualquier acto de corrupción en el servicio público.
Asimismo, el contralor considera fundamental castigar en el momento, las irregularidades que se van detectando y no a “toro pasado”, ya que si se deja pasar el tiempo, se corre el riesgo de que el manejo indebido de recursos quede en la impunidad porque ya prescribió el delito, o por otras causas. “La revisión ya no se hace hasta que termina el año, sino sobre la marcha, para hacer correcciones oportunas y en su caso, fincar responsabilidades”, añadió.
También analizaron la Ley de Bienes del Estado, a la que propusieron reformas para darle mayor claridad a los términos y conceptos con los que se debe manejar los bienes públicos y con ello se mejore su registro y clasificación, dando certidumbre jurídica a quienes los administran.
El funcionario precisó que a través de dicha ley se establecen todos aquellos bienes que constituyen o forman parte del patrimonio del Estado, regulan su régimen, ya sea de dominio o comodato, además de su adecuado registro, administración, uso, aprovechamiento, adquisición y disposición.
También, el contralor expresó que el diálogo y apertura son valores con los que se impulsa la labor de coordinación con todos los sectores gubernamentales, para incorporar reformas al artículo 46 y 46 bis, para que la ciudadanía tenga la tranquilidad que la administración pública actúa con transparencia y regularidad.
En el encuentro participaron los diputados Luis Enrique García López, presidente de la comisión; Juan Guillermo Alaniz de León y Juan Manuel Gómez Morales, secretario y vocal de la misma, respectivamente. Finalmente, Hernández Gómez refrendó el compromiso de cero a la corrupción e impunidad.