La Coordinación Estatal de Protección Civil dio a conocer que por ahora se descarta que la corriente de agua del Río San Pedro represente algún riesgo para la población. El personal de la dependencia realiza recorridos de supervisión del cauce de este afluente desde el municipio de Cosío hasta la capital del estado. “Se mantienen activados los protocolos preventivos y de atención a emergencias”, aseguró el titular de la dependencia, Héctor Reyes Hernández.