Los policías viales y policías estatales, así como Bomberos Municipales de Aguascalientes, rescataron a cuatro personas que quedaron atrapadas en un incendio que ellos mismos provocaron intencionalmente y que se salió de control.

Los hechos se registraron el pasado jueves a las 21:17 horas, en un domicilio ubicado en la avenida Siglo XXI Oriente, a la altura del fraccionamiento Ojocaliente III.

Un reporte a los servicios de emergencia indicaba que una vivienda estaba siendo consumida por el fuego y en el interior se encontraban varias personas atrapadas. Lo anterior provocó la rápida movilización de policías viales de Aguascalientes, quienes fueron los primeros en arribar.

En ese momento se percataron que varios vecinos intentaban sofocar las llamas por sus propios medios, pero el fuego no podía ser controlado y se estaba extendiendo rápidamente.

A fin de evitar algún accidente, procedieron a cerrar la circulación de la avenida Siglo XXI Oriente, así como de las calles El Mocho y Los Arquitos.

En ese momento arribaron también policías estatales y Bomberos Municipales de Aguascalientes y con apoyo de una escalera, ingresaron a la vivienda a través de la planta alta y a través de una ventana que fue rozada, lograron rescatar a cuatro personas en situación de calle que habían quedado atrapadas en el fuego.

Las víctimas fueron identificadas como María de Lourdes, de 58 años; David, de 56 años; Juan Antonio, de 23 años y Jesús, de 21 años, quienes presentaban una intoxicación por la inhalación de monóxido de carbono, así como quemaduras en diferentes partes del cuerpo.

Una vez que se les proporcionó la atención pre hospitalaria, en ambulancias de la Coordinación Municipal de Protección Civil Municipal fueron trasladados a recibir atención médica al Hospital Tercer Milenio, en donde por lo menos una persona fue ingresada en condición delicada.

Cabe destacar que de acuerdo a la versión de los vecinos, la vivienda donde ocurrió el siniestro está abandonada desde hace tiempo y los lesionados son integrantes de una familia de “paracaidistas” que se apoderó de la finca para pernoctar.

Aparentemente, al momento de los hechos estas personas estaban quemando cable para sustraer el cobre, pero repentinamente se inició un incendio que se salió de control y quedaron atrapados en medio del fuego.