Tonatiúh Rubín
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-Nagaland, un estado del norte de la India, anunció el fin del comercio de carne de perro, una decisión que salvará a 30 mil canes al año.

La semana pasada, el Gobierno local prohibió la importación, intercambio y venta de carne de perros y ejemplares vivos.

Cada año, cerca de 30 mil perros son contrabandeados a Nagaland, donde son vendidos vivos en mercados o golpeados hasta la muerte con palos de madera, según información de la organización Humane Society International (HSI) India.

“Vimos perros siendo golpeados con palos hasta la muerte en frente de otros, golpeados múltiples veces en prolongadas y dolorosas muertes”, señala un comunicado de la agrupación que desde 2016 arrancó una campaña para detener esta práctica.

El consumo de carne de perro está prohibido en la India desde el 2011; sin embargo, la aplicación de la ley es pobre, afirma HSI India.

En entidades como Nagaland, Mizoram, Tripura y Arunachal Pradesh, miles de perros son capturados de manera ilegal cada año. Son atrapados en la calle o robados de sus casas para transportarlos en costales antes de ser asesinados.

La prohibición se llevó a cabo luego de que Maneka Sanjay Gandhi, un miembro del Parlamento Indio, urgió al Gobierno de Nagaland a declarar el fin del comercio de carne de perro. El llamado fue respaldado por más de 125 mil personas.

“El sufrimiento de los perros en Nagaland ha sido durante mucho tiempo una sombra oscura sobre India, por lo que esta noticia marca un importante punto de inflexión para poner fin a la crueldad del comercio oculto de carne de perro en la India”, apunta Alokparna Sengupta, directivo de HSI India.

En los últimos años, más de 150 canes han sido rescatados por esta agrupación.

“Los perros que hemos rescatado de este comercio por años han tenido que aprender a confiar de nuevo en los humanos después del tratamiento cruel que soportaron”, indica Sengupta.

El Gobierno de Nagaland ahora busca alternativas para alojar a los perros rescatados y promover su adopción.