Dalila Sarabia
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- En el Centro de Transferencia Canina, “Chato” encontró una segunda oportunidad de vivir.
En abril de 2018, el can fue rescatado de la estación Ferrería, de la Línea 6.
Las condiciones con las que llegó no daban esperanzas por lo que los veterinarios del Centro, dependiente del Sistema de Transporte Colectivo (STC), pensaron dormirlo.
Una fractura en una de sus patas delanteras, las traseras sin ninguna movilidad y la pérdida de algunos dientes eran algunos de sus males.
Sin embargo, sus ganas de salir adelante fueron tan grandes que hoy es otro. No hay rastro del can herido y moribundo de hace 16 meses.
“Se pensó en la posibilidad de dormirlo, pero desde el primer momento vimos sus ganas que tenía de vivir”, comentó Gabriela González Villicaña, veterinaria del Centro de Transferencia Canina.
Ahora, “Chato” ya come, juega y sonríe, aunque no puede caminar solito, pues un carrito donado le hace la vida más fácil.
“A pesar de que lo ven en el carrito, él ya tiene movimiento de sus patas -que no tenía- y para nosotros eso es un avance enorme porque había cero movilidad y sensibilidad.
“Ahora incluso se le para alguna mosca y ya mueve la cola”, agregó la veterinaria.
El carrito de cuatro ruedas con el que se mueve en breve será sustituido por otro de dos ruedas.
Sólo tendrá apoyo en en la parte trasera, esto como un signo claro de su rehabilitación.
“Tenemos todas las esperanzas puestas de que algún día logre dejar el carro totalmente”, afirmó.
Desde hace dos años, ningún perro ha muerto en las instalaciones del Metro y, a pesar de sus lesiones, un equipo de expertos trabajan para rehabilitarlos y darlos en adopción.
Con el Centro de Transferencia Canina, único en su tipo a nivel mundial, se ha logrado el rescate de las vías y otras instalaciones del Metro de 256 perritos.
Durante la conmemoración del segundo aniversario del espacio, Vanessa Bojórquez, encargada del área de Cultura del STC, subrayó que 226 han sido adoptados.
Actualmente de los 30 perritos que están en espera de una familia que los lleve a su casa, tres se encuentran en rehabilitación debido a las graves heridas que presentaban.
“Estamos hablando de los canes, pero también de lo que hemos encontrado aquí ha habido personas que nos han ayudado con la esterilización felina y de muchas asociaciones más”, subrayó la funcionaria.
Iván Sánchez, del área de Protección Civil del organismo y encargada del rescate de perros, explicó que además de los canes han recatado gatos, iguanas, águilas, entre otros.
Lo más sorprendente: una zarigüeya con sus siete crías en el Metro Cuauhtémoc, de la Línea 1.
“En el sistema de monitoreo se percataron que venía en una caja, las abandonaron y ahí empezó la corretiza”, recordó.