Un conductor que manejaba en estado de ebriedad, se salvó de morir luego de que terminara su veloz carrera volcando su automóvil, el cual fue declarado pérdida total.
Los hechos se registraron alrededor de las 02:15 horas, cuando Enrique, de 47 años de edad, se desplazaba sobre avenida Aguascalientes a bordo de un auto sedán, color gris, y placas GSR 8667 de Guanajuato, lo hacía de norte a sur, cuando a la altura del número 1513, perdió el control del volante, provocando que se impactara contra un poste propiedad de Telmex. Tras el impacto, el conductor continuó su trayectoria hacía el lado izquierdo, para finalmente volcarse y quedar con el toldo hacia abajo.
A pesar de lo aparatoso del percance, sorprendentemente, Enrique salió ileso. Elementos viales, acudieron al lugar del accidente, donde informaron que los daños materiales, alcanzan los 120 mil pesos.