Victor Fuentes
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Francisco Javier García Cabeza de Vaca no podrá ser sujeto de proceso penal por lavado de dinero y fraude fiscal hasta que concluya su mandato en octubre de 2022.

El Ministro de la Suprema Corte de Justicia, Juan Luis González Alcántara, resolvió ayer que el Gobernador de Tamaulipas sigue protegido contra posibles acciones penales de las autoridades federales, dado que así lo determinó el Congreso estatal.

La decisión fue celebrada por el Mandatario quien reapareció ayer al mediodía en el Palacio de Gobierno de Ciudad Victoria.

A la vez la Alianza Federalista, de Gobernadores que discrepan del Gobierno federal, indicó que la Corte había actuado conforme a la Constitución.

“El Gobernador Francisco Javier García Cabeza de Vaca no está sujeto a juicio y podrá finalizar su mandato”, festejó la Alianza.

El sustento del salvamento del Gobernador tiene que ver con el rechazo del Ministro González Alcántara de la controversia presentada por el Congreso de Tamaulipas contra la declaración de procedencia o desafuero del Gobernador por parte de la Cámara de Diputados el pasado 30 de abril.

Los legisladores locales se habían inconformado ante la Corte con el alegato que a ellos les correspondía decidir sobre la permanencia de García Cabeza de Vaca en la gubernatura y no a los diputados federales.

Además de que habían rechazado en el Congreso estatal el desafuero y protegido la permanencia del Gobernador en su cargo.

La decisión del Ministro consideró que dado que el Congreso tamaulipeco ya había decidido proteger la permanencia del Gobernador, no había motivo para tomar en cuenta su controversia ante la Corte.

“En estas condiciones, lo procedente es desechar la demanda promovida por el Poder Legislativo del Estado de Tamaulipas por falta de interés legítimo, sin que esta determinación prejuzgue sobre la culpabilidad o no respecto del ilícito que se relaciona, pues existe la oportunidad de llevar a cabo el procedimiento penal una vez que el servidor público concluya en su cargo”, explicó.

“El Poder Legislativo local en acatamiento del artículo 111 constitucional, en ejercicio pleno de su autonomía, procedió como consideró que correspondía”, indicó el Ministro.

Se trata de una resolución sui generis, porque si bien se desecha la demanda, este resultado es favorable a la intención del Congreso de Tamaulipas.