La conmemoración del Día Mundial de la Salud, que se celebra cada 7 de abril, es una oportunidad para reflexionar sobre la importancia de hacer valer nuestro derecho a la salud y trabajar unidos para construir un futuro más saludable y sostenible para todos, afirmó Issadora Marmolejo Hernández, presidenta del Colegio de Médicos Cirujanos de Aguascalientes.
La especialista recordó que esta fecha se celebra en honor a la fundación de la Organización Mundial de la Salud en 1948, y para este año 2024 el lema es: «Mi salud, mi derecho», una invitación a reflexionar sobre la importancia del acceso a la salud en todas sus dimensiones: física, mental y ambiental.
Subrayó la relevancia de esta fecha para recordar el valor intrínseco de la salud en nuestras vidas. En un contexto global donde el derecho a la salud enfrenta múltiples amenazas, desde desastres naturales hasta la contaminación y la falta de políticas públicas efectivas, enfatizó la necesidad de abordar estos desafíos de manera integral. «Es esencial actualizar constantemente nuestras políticas públicas en respuesta a enfermedades emergentes y patologías crónicas. Aunque se han realizado esfuerzos significativos a nivel federal, estatal y municipal, todavía queda mucho por hacer».
Respecto a la efectividad de las políticas públicas en México, reconoció avances positivos, pero también áreas de mejora. «Tenemos buenas políticas, pero es necesario enfatizar más en su implementación y seguimiento. El esfuerzo debe ser conjunto, involucrando a todos los niveles de Gobierno y trabajando en colaboración con organismos internacionales como la Organización Mundial de la Salud».
En cuanto a la situación específica de Aguascalientes, destacó los esfuerzos locales para mejorar las condiciones de salud de la población. «Se está trabajando en promover programas públicos dirigidos especialmente a enfermedades crónicas y afecciones relacionadas con el cambio climático y enfermedades infectocontagiosas».