Ante todos los temas por atender rumbo al 2021, el más importante es el de salud porque de lograr la reducción de número de contagios y decesos por la COVID-19, depende el desarrollo de otros sectores, entre otros el económico, de seguridad, educativo, social, para lo cual se requiere de la colaboración de todos, y avanzar hacia el mismo rumbo, expresó el presidente de la Canaco, Humberto Martínez Guerra.

Es momento de apoyar las disposiciones de la autoridad estatal que es donde se tienen las cifras más cercanas de la situación local, de ahí que el Acuerdo vigente que marca horarios límites, así como aforo en establecimientos de distintos giros, debe ser atendido para poder lograr el objetivo y en el futuro inmediato se puedan realizar planes más certeros.

“Hay prioridades y ahorita lo más importante en lo que deberíamos enfocarnos todos, es ver cómo salir delante de esta pandemia”, y es que se tiene conocimiento que hay 14 mil personas que perdieron su empleo en todos los giros, hasta el mes de septiembre, derivado de la parálisis económica que se dio en marzo pasado y que apenas se han logrado recuperar poco más de 3 mil.

De manera que sí, el proceso político que se avecina es importante, pero antes que “la grilla” en la que se podrían enfrascar los políticos, hay que poner por delante el tema de salud y economía, así como el educativo, y permitir que los encargados de organizar y participar en el proceso de elección hagan lo propio, sin distraer lo que ya se hace para tener un control sobre la pandemia, porque la situación se ha demostrado, ha estado cada vez más complicada y de obligar al confinamiento “todos saldremos perdiendo y obviamente más los que menos tienen”.

Comentó que entre los 14 mil empleos perdidos en todos los sectores, muchos son parte de la informalidad y se trata de gente que igualmente “vive al día”, pues apenas están sacando para pagar renta, sueldos, surtir mercancía, por ello la importancia de actuar con más responsabilidad y acatar instrucciones, insistió el presidente de la Canaco, pues otro confinamiento podría ser “el tiro de gracia para muchos negocios”.