CDMX. – Ataviada con una falda de tehuana y un tocado de flores que coronaba su cabello trenzado, Salma Hayek apareció en el Palacio de los Deportes para acompañar a Madonna en su último concierto de The Celebration Tour.
La veracruzana fue la invitada al tradicional número que acompaña al tema de «Vogue», en el que se instala una especie de pasarela y tanto la Reina del Pop como sus allegados califican a los bailarines.
La ovación para la actriz se dio desde que subió al escenario, estrechó a Madonna con un efusivo abrazo, la miró de frente e hicieron un conteo juntas para luego lanzar el grito de: «¡Viva México, cab…!», durante la noche de ayer.
El primer bailarín se acercó a Salma, caracterizada como Frida Kahlo, y con sus movimientos subió el tono del contoneo provocando que ella se quitara el saco y dejara al descubierto un corsé negro con transparencias.
Como pez en el agua, Salma calificó, jugueteó y se rio mientras el número se desarrollaba con Madonna dirigiendo. En redes sociales, la aparición se hizo viral y los internautas aplaudían el momento.
La también productora expresó su agradecimiento en su cuenta de Instagram acompañada de una foto de ella con el atuendo de la noche. «Muchas gracias @madonna por permitirme ser parte de tu icónica gira de celebración. Esta noche inolvidable se queda en mi bolsa de tesoros preciosos», escribió.
Así fue como Hayek se unió al grupo de invitados que subieron al escenario con la diva del pop: Guillermo Rodríguez, Alberto Guerra y Wendy Guevara.