La población obesa le cuesta al Estado 250 millones de pesos al año, destacó Jael Pérez Sánchez, vicepresidente regional de la Federación de Colegios de Economistas de la República Mexicana.
Según la última encuesta de salud que hubo en México, en Aguascalientes el 32.6% de la población mayor de 20 años tiene algún grado de obesidad.
Calvillo es el municipio con mayor número de obesos; Jael Pérez detalló que el 40% de la población de esta demarcación es obesa, y como resultado de ello el 9.2% de la gente que habita en ella padece diabetes.
El economista enfatizó que en 2019, el Estado gastó 250 millones de pesos para la atención de las enfermedades derivadas del exceso de peso, lo que representó el 1.2% del Producto Interno Bruto local.
Pérez Sánchez dijo que este padecimiento ocasiona un alto costo para las instituciones de salud, así como para el sector productivo; debido a que quienes lo tienen suelen requerir más permisos al año para atender las comorbilidades que esto les genera.
La obesidad no sólo tiene altos costos para Gobierno del Estado, también influye de manera importante en la economía familiar, pues los productos denominados chatarra suelen tener un precio más elevado que los no procesados.
Sobre las enfermedades que se derivan más frecuentemente, como resultado de los malos hábitos alimenticios; se encuentran: diabetes, hipertensión, cáncer y problemas cardiacos.

A nivel nacional, el costo de la obesidad es de 26 mil millones de dólares, lo equivalente al 2.1% del PIB anual; se proyecta que para el año 2060 los gastos asciendan a cerca de 160 mil millones de dólares lo que equivaldría al 4.67% del PIB.