Cecilia de Santos Velasco
El Heraldo

Más de un centenar de personal de salud de los sistemas IMSS, ISSSTE, ISSEA e iniciativa privada se manifestó ayer pacíficamente para exigir con gritos firmes una fecha de vacunación contra el COVID-19 para todos los trabajadores de este sector sin excepción y que forman parte también de la denominada primera línea.
En la marcha denominada “Todos Somos Primera Línea” por la avenida Francisco I. Madero hasta las puertas de Palacio de Gobierno, participaron representantes de hospitales, clínicas, unidades de medicina familiar y consultorios públicos y privados, así como de diferentes categorías de medicina, enfermería, puestos administrativos, polivalentes, camillería, operadores de ambulancia, de limpieza, farmacia y almacén, entre otros.
Exigimos enérgicamente a las autoridades estatales y federales atiendan el tema y resuelvan a la brevedad esta situación para ejercer nuestras funciones con mayor seguridad y compromiso por todos los pacientes que llegan día a día a los centros de trabajo.
Aseveraron que todos estos trabajadores se encuentran de acuerdo en que no deben ser clasificados en dos tipos de atención, ya que todas y todos forman parte de la primera línea de atención, todos tienen las mismas posibilidades de contagio por el COVID-19, ya que se usan los mismos pasillos, las entradas y salidas, se usan los mismos espacios comunes, y estos tienen un mayor factor de riesgo de contagio.
En un posicionamiento, los trabajadores manifestantes aseveraron que han tenido que aprender una nueva forma de ejercer su actividad con responsabilidad y pasión, muchos han tenido que aguantarse el calor, la sed, la frustración, las ganas de llorar, las reinfecciones y todo por cumplir con su trabajo.
Luego ofrecieron un minuto de silencio a favor de todos aquellos médicos, enfermeras, intendentes y trabajadores de la salud que han fallecido a causa de la pandemia sanitaria, pero que supieron cumplir con su responsabilidad en el ámbito de la salud.
“Por ello ahora se lanza un grito de exigencia para que sean escuchados y tomados en cuenta para que se haga del conocimiento público la realidad que viven todos los trabajadores de la salud día a día, se necesita la solidaridad de los aguascalentenses para que apoyen nuestra petición”, recalcó el lector del posicionamiento, Juan Antonio Solís Terán.