CDMX.- Puede que la carrera reciente de Nicolas Cage sea blanco de algunas burlas en redes sociales, pero para el histrión, esto resulta irrelevante, ya que él siempre ha estado comprometido con su labor.
El estadounidense ha sido aclamado por sus trabajos en numerosas películas y en 1996 ganó el Óscar a Mejor Actor por Adiós a Las Vegas. Sin embargo, algunos de sus largometrajes en las dos décadas pasadas han sido destrozados por la crítica.
Por películas como El Culto Siniestro (2006), Temporada de Brujas (2011), Vengador Anónimo y Left Behind: La Última Profecía, ha sido nominado al Razzie, premio que «reconoce» a lo peor de cada año.
En una entrevista reciente con Rolling Stone, el actor defendió su trayectoria, al mencionar que el método de distribución de las películas ha cambiado.
Cage también destacó en los últimos años ha tenido algunos de sus papeles más retadores y que ha estrenado varios proyectos aclamados. Una de las cintas que mencionó como ejemplo fue El Peso del Talento (The Unbearable Weight of Massive Talent). El filme, con 96% de críticas positivas en el portal Rotten Tomatoes, llegará a cines mexicanos el jueves 28 de abril.
En otra entrevista reciente, con la revista GQ, Cage reconoció que en años pasados aceptó varios papeles en cine porque necesitaba pagar sus deudas. Aun así, dijo que nunca dejó de buscar que su trabajo fuera de calidad. (Staff/Agencia Reforma)

¡Participa con tu opinión!