A partir de ayer y hasta que concluya el periodo vacacional que fue adelantado en atención a la contingencia causada por el coronavirus, la coordinación general de Movilidad (CMOV) disminuirá hasta en un 20% las unidades del sistema de transporte público urbano. Lo anterior luego de que las autoridades han tenido conocimiento de la baja notable en el número de usuarios en los últimos días.
El encargado de despacho, Gustavo Gutiérrez de la Torre, explicó que hay preocupación en el gremio, debido a que la contingencia por COVID-19, así como el periodo vacacional han significado una reducción importante de usuarios, situación que obligó a los concesionarios a plantear la posibilidad de implementar nuevas estrategias que permitan hacerle frente a las pérdidas económicas que están viviendo.
En ese sentido, el funcionario estatal indicó que después del análisis se ha determinado que los concesionarios puedan reducir hasta en un 20% el número de unidades en circulación.
Gutiérrez de la Torre dijo que además, atendiendo las recomendaciones por la contingencia de salud, se implementarán otras medidas como intervalos más prolongados entre un camión y otro, así como la reducción de usuarios por unidad.
“Se desincorpora el 20% de la flota, en revisión con los concesionarios para conocer cuáles rutas serán. Hay ciertas rutas en las que se nota una disminución importante respecto al número de usuarios desde la semana pasada, lo que nos ha conllevado a tomar esa decisión”, concluyó.