Ya son tres temporadas consecutivas en las que los New Orleans Saints arrancan como favoritos para llegar al Super Bowl y siempre se quedan con las ganas dejando ir oportunidades en postemporada con derrotas inverosímiles que han causado decepción tras decepción. Ahora el sentido de urgencia es máximo ya que se rumora que es la última oportunidad para Drew Brees que estaría pensando ya en el retiro y que no ha tenido una de sus mejores temporadas batallando con pases profundos, todo esto hace que los Saints tengan que superar esas barreras mentales que los han dejado sin cumplir los pronósticos.
Hoy a las 15:40 horas recibirán a los Chicago Bears que se metieron de último momento a la postemporada, en el papel los Saints son amplios favoritos ante un equipo que ha tenido demasiados altibajos como los ha tenido Chicago. Sin embargo, Mitchell Trubisky jugó probablemente su mejor futbol americano en su carrera en la segunda parte de la temporada 2020 además es apoyado por un juego terrestre poderoso con David Montgomery como principal arma. Si los Bears consiguen establecer terrestre ante una defensiva realmente buena que tienen los Saints podrían tener algún chance, pero se ve complicado por la falta de consistencia que tienen en un mismo partido.
Por parte de los Saints la clave será seguir apoyándose en Alvin Kamara que regresa luego de estar en la lista de COVID-19 y que es la figura del equipo ante la baja de nivel de Brees por la edad. En estadísticas la historia favorece a los Bears que han superado en las dos ocasiones que se han enfrentado en estas instancias a los Saints con marcador de 16-6 en 1991 y 39-14 en el 2007. Ambos llegan con un presente parecido al cerrar la campaña regular con marca de 3-2, la realidad es que se espera un partido cargado en favor de los Saints, pero las sorpresas los han golpeado a lo largo de los años y los Bears quieren ser una nueva piedra en el camino de Drew Brees para lograr su segundo anillo de campeonato.