¿Cuánto tiempo invierten tus colaboradores emitiendo facturas, timbrando, revisando cuentas y dispersando la nómina? Imagina todo lo que pudieran hacer en el día si estas operaciones se automatizaran… Quizás podrían dedicarse más a conseguir clientes, mejorar el ambiente laboral, organizar la oficina, etc.

¿Cómo? Adoptando herramientas tecnológicas que ayuden a tu negocio a ahorrar tiempo y recursos para enfocarse en lo que verdaderamente importa. La transformación digital en el ámbito corporativo no es ninguna tendencia, se trata de algo vital para enfrentar los retos de hoy en día.

Así que si quieres dejar de realizar operaciones manuales, guardar para siempre la calculadora y olvidarte del papel, ¡implementa herramientas tecnológicas! Aquí te decimos de algunas indispensables para el día a día en cualquier negocio:

Para temas administrativos

Implementar un software administrativo es una de las mejores decisiones que puedes tomar por tu empresa. Y es que dentro del ciclo de compra y venta existen diversas etapas y operaciones. Para llevar un control correcto de este, adquiere un sistema de gestión empresarial. Con él, podrás desde generar reportes y emitir documentos hasta visualizar datos en un CRM y llevar expedientes de clientes y proveedores.

Para emitir facturas

Sin importar de qué sea tu negocio, seguramente emites facturas con frecuencia. Qué mejor que gestionar tu facturación electrónica en un sistema seguro y rápido. Así no te preocupas por las disposiciones fiscales, pues estos sistemas están actualizados con lo más vigente.

Para todo lo de RH

Siempre es buena idea simplificar las operaciones comunes, como el pago a tus trabajadores. Con un sistema de nómina integral puedes calcular automáticamente las percepciones, deducciones, impuestos y aportaciones de tus colaboradores. De igual forma, estos softwares te permiten administrar toda la información de tus empleados en un solo lugar.

Para temas de tesorería

Con el objetivo de administrar todas tus cuentas bancarias, una solución de tesorería podría ser buena idea. Así identificas las entradas y salidas de dinero, monitoreas efectivamente cualquier transacción, estás enterado en todo momento de tu salud financiera y preparado en caso de alguna auditoría.

Para almacenar tu información

Olvídate de guardar tu información importante en carpetas, cajas o archiveros. Digitaliza todos los documentos que sirven para tu empresa y consulta esa información de forma segura desde cualquier dispositivo. La nube es donde tus datos deben estar.

¿Sabías que ASPEL tiene un sistema para cada una de estas áreas? Conoce más sobre sus softwares para empresas y pruébalos.