Fernanda Carapia
Agencia Reforma

GUADALAJARA, Jalisco.-Los perros callejeros de Ixtlahuacán del Río tienen un enemigo: el Alcalde Pedro Haro.

Bajo el argumento de que al año se reciben entre 25 y 30 personas por mordedura de perro, dio la orden de exterminarlos.

En redes sociales circula un video donde se observa a personal de Control Animal atrapar a un can y ahorcarlo.

De acuerdo con protectoras de animales, la orden es matar a 200 canes; cerca de 25 perros han aparecido muertos en la vía pública en el último mes y otro tanto en un predio ubicado a un costado de una unidad deportiva.

La Asociación Civil Fundación Nosotros Somos su Voz AC denunció que otros 90 perros fueron enviados a Zapopan donde se les practicó la eutanasia a 66 de ellos, 10 murieron víctima de maltrato y 14 se entregaron a un rescatista.

De acuerdo con el Código Penal, el maltrato animal se castiga con la cárcel, reforma recién aprobada por el Congreso y a iniciativa presentada por el diputado emecista Salvador Caro.

A través de un video, Haro justifica la medida diciendo que se trata de un problema de salud pública y su actuar está apegado a las leyes.

La legislación a la que hace referencia habla de la captura y, en su caso, de una muerte digna.

“Es un problema que tiene muchos años y Administraciones pasadas no lo han detenido, es un problema de salud pública que se tiene que atender (…) es un problema que hoy asumo y atiendo con mucha responsabilidad, atendiendo a normas y leyes estatales, federales y municipales”.

Aduce que entre 45 y 50 por ciento de los ganaderos del Municipio ha resultado afectado en su ganado por manadas de perros.

Pedro Haro es emanado de Movimiento Ciudadano, partido que impulsó, en Guadalajara, sacar las calandrias tiradas por caballos bajo el argumento que sufrían maltrato, e impulsó que en este Municipio los perros sólo fueran “sacrificados” cuando se trate de casos especiales como agresión o sufrimiento.

El Alcalde de Ixtlahuacán del Río dijo estar a favor de la vida de los animales, por lo que llamó a la población a un diálogo el próximo 5 de junio en las instalaciones de la Presidencia Municipal.