Al dar a conocer el programa de actividades para conmemorar los 300 años de la Masonería Moderna a nivel mundial, que tiene lugar del 19 al 23 de junio en Aguascalientes con la realización de distintas ponencias abiertas al público en general, Carlos Francisco Martínez Moreno, especialista en Historia de la Masonería Mexicana, destacó que desde siempre han existido mitos en torno a las actividades que realiza este grupo en el país, donde para algunos implica cosas buenas y para otros son malas.

Sin embargo, Martínez Moreno dijo que todo ello es derivado de una prohibición impuesta por el clero católico hacia la masonería desde el año 1738 en México, y que obedeció a intereses de ambos grupos desde las altas cúpulas por cuestiones de poder.

“Hubo un proceso de secularización de la masonería, lo que desembocó en un fanatismo anticatólico y antimasónico, situación que enfrentó a dos corrientes. Las pugnas casi siempre se dieron en las cúpulas, y era entre los jerarcas por intereses políticos, disputas por el poder y disputas territoriales, no de índole ideológica”.

A pesar de esta situación, Carlos Francisco Martínez Moreno subrayó que los masones guardan respeto hacia el clero católico y su combate es contra la ignorancia, la hipocresía y la ambición, por lo que buscan contribuir en la política, las ciencias y las artes.

“Hay una contribución constante, en el caso de México no se entendería la formación sin la presencia de muchos masones que no sólo estuvieron a nivel del Gobierno Federal, sino de los gobierno estatales y municipales”.

PREOCUPADOS. Preocupa a la Masonería en Aguascalientes que la Iglesia Católica se ha ido introduciendo cada vez más en la educación, señaló el Gran Maestro Oriente Soberano, David Alejandro de la Cruz Gutiérrez, lo cual no puede ser sano, porque la Iglesia tiene su ámbito de competencia.

Para Alejandro de la Cruz Gutiérrez, los principios en los que se establece la República han ido menoscabándose cada vez más, por lo que la Masonería en Aguascalientes ha visto que la Iglesia se ha ido introduciendo un poco más en la educación.

“Esto no puede ser sano porque la iglesia tiene su ámbito de competencia, en dado caso la educación, en cuestiones de estado, son problemas cívicos que en nada tienen que ver con el culto a una divinidad”.

Sin embargo, el Gran Maestro Oriente Soberano de las Logias Masónicas señaló que son muy respetuosos de la Iglesia y el Estado, aunque subrayó que está pendiente la verdadera secularización.

Finalmente, expresó: “nosotros somos muy respetuosos tanto de la Iglesia como del Estado. Sin embargo, hay algo pendiente, que es la verdadera secularización, la verdadera apertura en determinados sectores, pero eso no nos corresponde a nosotros dirimirlo. Hay un respeto que tenemos hacia todas las iglesias, incluyendo la católica”.