Previo al encuentro de Primera División se llevaron a cabo los partidos de la jornada 8 entre Necaxa y Querétaro en las categorías Sub-20 y Sub-18. Ambos encuentros se disputaron en el CEGAR dejando sabores agridulces para Necaxa que en esta ocasión no pudo sumar de a tres puntos conformándose con par de empates en ambos encuentros.
El primer partido del día fue el de la Sub-20. Los Rayos arrancaron con agresividad y al cabo de 5 minutos se fueron al frente con un gol de Víctor Castillo y controlaron el partido para quedarse con la ventaja al término del primer tiempo. Para la segunda mitad, Querétaro obtuvo un penal, pero Rubén Castellanos atajó. No obstante, minutos después volvieron a tener otro penal y convirtieron el del empate. En la recta final del partido, Querétaro anotó el segundo y le dio la vuelta al juego, sin embargo, en el último instante, Víctor Castillo volvió a aparecer para igualar los cartones y así se dividieron unidades.
Más tarde, la Sub-18 vio actividad. La primera parte se disputó con intensidad y aunque los Rayos propusieron, no lograron convertir sus oportunidades. Las acciones se trabaron en la mitad del campo y Querétaro sufrió la expulsión de uno de sus elementos. De esta forma, el partido se fue igualado a ceros al descanso. Para la segunda parte, los Rayos aprovecharon la superioridad numérica y fueron mejores que su rival. Diego Gómez logró abrir la pizarra y le dio la ventaja a Necaxa. Cuando parecía que los de Aguascalientes se quedaban con el triunfo, los locales encontraron suerte y lograron anotar el tanto del empate, por lo que el partido terminó en repartición de unidades en el Centro Gallo de Alto Rendimiento.
Luego de ocho jornadas Necaxa se mantiene en el liderato de la Sub-18 con 24 unidades mientras que la Sub-20 se mantiene en el cuarto escalón con 14 unidades, ambos entre los mejores de sus respectivas tablas manteniendo el buen paso del futbol juvenil para los Rayitos.