Por segunda ocasión en lo que va del año, y en menos de un mes, el Área de Regulación Sanitaria, perteneciente al Instituto de Servicios de Salud del Estado de Aguascalientes, llevó a cabo el decomiso de carne de res contaminada con clembuterol. Se trata de 300 kilogramos que fueron inmovilizados y que, en breve, serán destruidos con la finalidad de no arriesgar la salud de los consumidores.
Octavio Jiménez Macías, titular del Regulación Sanitaria, detalló que lo anterior fue posible derivado de los operativos de verificación realizado a carnicerías, en las cuales se tomaron varias muestras de producto crudo que es ofrecido a los clientes, resultando positivas las pruebas correspondientes a dos establecimientos, por lo cual se procedió al decomiso total de la mercancía. A pesar de que, hasta el momento, no se han reportado personas intoxicadas, autoridades del sector salud, en especial las de epidemiología, se mantienen en alerta para atender a los afectados en caso de que se llegaran a registrar. El funcionario explicó que, en lo que va del año, se han realizado 202 muestras de productos cárnicos y vísceras en diversos establecimientos enfocados a su venta. En consecuencia, se han asegurado y destruido cerca de 800 kilos de carne contaminada con el fármaco prohibido para la engorda de ganado.
“Al tratarse de un delito federal, en todos los casos se presenta una denuncia ante la Agencia del Ministerio Público de la Federación, para que el hecho sea investigado y sancionado conforme a la ley. El llamado es a los productores de carne para que eviten estas malas prácticas y eviten ser sancionados por la autoridad sanitaria”, concluyó.