La Dirección de Regulación Sanitaria logró el aseguramiento y destrucción de producto cárnico presuntamente contaminado con clembuterol, así como sal yodada y cigarrillos de dudosa procedencia. Su titular, Octavio Jiménez Macías, detalló que los operativos de supervisión y vigilancia son constantes, con lo cual se busca evitar riesgos a la salud de los consumidores.
Al cierre del mes recientemente concluido y como parte de las acciones realizadas por Regulación Sanitaria, fue posible realizar un total de once aseguramientos de 61 kilogramos de carne cruda, por sospecha de clembuterol, así como el aseguramiento de 25 bolsas de sal yodada por registrar resultados fuera de la normatividad aplicable.
De la misma manera, los operativos ejecutados durante el pasado mes de agosto, dieron como resultado el aseguramiento de 1,200 blísters, cada uno con un total de 10 cajetillas de cigarros que no contaban con el permiso correspondiente, así como seis mil paquetes más de cigarros, mismos que fueron puestos a disposición de las autoridades sanitarias pertenecientes a la Fiscalía General de la República.
A pesar de que los decomisos de carne contaminada con clembuterol han sido constantes en lo que va del año, no se han reportado recientemente personas intoxicadas. “En todos los casos se realiza el inicio de un procedimiento administrativo, el cual se concluye conforme a las anomalías detectadas y a la gravedad de las mismas, en total apego a la legislación sanitaria aplicable”, indicó.