César Martínez
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-Agentes de la Fiscalía de Guanajuato interrumpieron en Irapuato el velorio de un joven motociclista, ya que habían olvidado realizarle la autopsia de ley.
Luis Fernando, de 22 años de edad, murió en el quirófano tras sufrir un aparatoso accidente a bordo de su moto.
Su familia lo estaba velando en su domicilio la tarde del lunes, cuando elementos de la Fiscalía y del Servicio Médico Forense (Semefo) llegaron al lugar para llevarse el cuerpo.
“Me dicen que el certificado (del IMSS) no sirve, porque mi hijo tuvo un accidente y quien debió haber hecho esa cosa (la autopsia) debió de haber sido el Semefo, no el Seguro”, explicó José Manuel, padre de la víctima, de acuerdo con medios locales.
La irrupción de los agentes ocurrió cuando el cuerpo era velado por familiares y amigos, quienes esperaban a que iniciara una misa de cuerpo presente que tuvo que posponerse.