CDMX.- La agencia de talentos William Morris Endeavor (WME) ha estado llevando a cabo conversaciones de crisis con sus clientes de alto perfil, el Príncipe Enrique y Meghan Markle.
De acuerdo al medio británico Express, los Duques de Sussex han estado enfrentando una serie de desafíos, incluyendo proyectos fallidos y rechazos de marcas influyentes.
«Existe una sensación general de que se ha emprendido una vendetta contra ellos», dijo una fuente cercana al medio británico.
Tanto Enrique como Meghan han mantenido conversaciones con marcas que, a pesar de las expectativas, no se han materializado y «cortejaron a otros miembros de la familia».
La marca de moda Dior, que en un momento era admirada por la pareja, ha tomado decisiones que han generado sospechas.
En septiembre, Camilla Parker fue vista usando un Haute Couture en una visita oficial; mientras que, en noviembre, Meg Bellamy, actriz que interpreta a Catalina Middleton en The Crown fue anunciada como embajadora de la marca.
La reputación de los Sussex también ha sido afectada, perdiendo un contrato lucrativo con Spotify y enfrentando dificultades con su proyecto documental en Netflix, Pearl. (Angela Janayna Mendoza Parada/Agencia Reforma)