César Martínez
Agencia Reforma

TULA, Hidalgo.- El viernes al mediodía el municipio de Tula advirtió de las lluvias y un inminente desbordamiento del río.
Según la alcaldía que gobierna Manuel Hernández Badillo (PAN-PRD) había coordinación con la Conagua, Protección Civil Estatal, Seguridad Pública y el DIF. «Se debe llevar a cabo una posible evacuación (…) el nivel de agua llegará a su máximo con posibilidad de desborde».
Pero nadie hizo caso hasta que llegó la tragedia.
En la madrugada de ayer la clínica del IMSS que se ubica a 100 metros del río se inundó, se quedó sin energía y el oxígeno se suspendió provocando la muerte de 16 pacientes que eran atendidos por Covid.
Aníbal Zúñiga Ángeles, de 22 años afirmó que desde las 20:00 horas del lunes comenzó la alerta y se pedía auxilio.
«En las redes se decía que se estaba desbordando el río, pero todos creían que era una inundación como las de siempre, pero luego nos alarmamos y vimos que era muy grave», narró.
Aseguró que el hospital del IMSS y otras zonas empezaron a inundarse desde las 01.00 horas.
«Entramos con lanchas al IMSS, a la central de autobuses, ya todo estaba totalmente inundado. Empezamos a sacar a las personas de sus domicilios, los que quedaron atrapados, entramos primero con lanchas de remos y luego el Gobierno nos dio las de motor», dijo Aníbal.
Con información de Oscar Uscanga