Al alertar sobre otra modalidad de fraude financiero a través de Carding y Bineros, el subdelegado de la Condusef, Ignacio Villanueva Chávez, advirtió que el carding es una forma de estafa online que consiste en acceder ilegalmente a los datos de una tarjeta, ya sea de débito o de crédito.

Los defraudadores acceden de modo aleatorio a los 16 dígitos de la tarjeta, el banco, el nombre del usuario financiero, la fecha de expiración y el código de seguridad o Card Validation Value (CVV). Para conseguirlos, utilizan una serie de programas o software que mediante algoritmos generan varias combinaciones.

CATÁLOGO DE MAÑAS. “No obstante, este no es el único método usado. Pueden también robar la información personal con ayuda del phishing. Este engaño está basado en falsas páginas web que pretenden hacerse pasar por instituciones legítimas, como bancos, universidades, hoteles y tiendas online”.

También el spam y los mensajes email desleales han sido utilizados de manera activa para engañar a los usuarios y hacer que revelen sus datos personales y financieros, como cuentas y sus contraseñas.

Sobre los bineros, el subdelegado de la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros señaló que es el nombre con el que se autodenominan esas comunidades delictivas.

BIEN ORGANIZADOS. “Un tema importante a destacar es el hecho de que están organizados en grupos de redes sociales, principalmente en Facebook, donde comparten tips para conseguir los datos de las tarjetas bancarias e incluso venden y compran datos por paquete”.

Explicó que las compras que realizan estos estafadores no suelen ser muy grandes, por lo regular utilizan los datos para pagar cuentas de Spotify, Netflix, YouTube, Uber, suscripciones mensuales a videojuegos, pasajes de autobús, etc.

VACÍO LEGAL. Aunque este tipo de acciones se tienen identificadas como fraudes cibernéticos, no están contempladas como un delito en el Código Penal Federal. En México difícilmente son perseguidos por la falta de un marco legal y porque su actividad es difícil de rastrear.

Finalmente, señaló que el comercio electrónico ha venido a revolucionar el mundo de las compras, pero también se ha visto invadido por la delincuencia y los fraudes, especialmente en el tema de hackeo, donde se han registrado diversas modalidades: smishing, phishing, vishing, pharming, carding y bineros, por lo que se debe tener cuidado.

¡Participa con tu opinión!