Rumbo a la temporada 2022

Pasando a la conferencia nacional, hay varias divisiones que tienen por lo menos a dos equipos con buenas probabilidades de ser campeones divisionales. Tal es el caso del oeste que tiene una buena competencia por el cetro este año, con cierta ventaja para los actuales campeones de la NFL, Los Ángeles Rams.

Prácticamente, los Rams mantienen la columna vertebral que los hizo ganar el anillo el año pasado con estrellas de la talla de Matthew Stafford, Aaron Donald y Cooper Kupp como líderes del equipo. La llegada más significativa la tienen con Allen Robinson, que llega a ocupar la salida de Odell Beckham Jr. y luce como uno de los jugadores a seguir en este año. La realidad es que los Rams son favoritos para ganar la división y pelear otra vez por el Súper Bowl.

Un poco más abajo, pero con una fortaleza importante, vienen los San Francisco 49ers, que en todas sus líneas tienen talento. Nick Bosa y Deebo Samuel son sus máximas estrellas, pero tienen un roster completo en todas las líneas. Su única duda es en la posición de mariscal de campo con el novato Trey Lance en los controles, si Lance puede hacer funcionar a su ataque los 49ers tienen todo para pelear la división y un puesto en postemporada. Misma historia tienen los Arizona Cardinals, que tienen talento sobre todo a la ofensiva con Kyler Murray como gran figura, el tema en la defensiva y con su línea ofensiva tiene que mejorar si es que aspiran a pelear un lugar en playoffs. En última instancia, están los tristes Seattle Seahawks que este año parece que sólo están para pelear por el pick uno del draft 2023 con un equipo plagado de huecos que tiene poco talento en sus filas.