Terminando con la Conferencia Americana en el sur cualquier cosa puede pasar con cuatro equipos que pueden dar bandazos de un partido a otro, por el momento Houston e Indianápolis arrancan como los más fuertes, pero si no tienen cuidado tanto Jacksonville como Tennessee pueden llegar a sorprender. En esta división cualquiera de los cuatro equipos puede quedarse con el campeonato divisional y los demás pueden pelear un comodín, junto con el norte son la división que tiene fuerzas más equiparadas.
Houston Texans: Con marca de 10-6 se quedaron con la división el año pasado, su poder ofensivo les permitió llegar hasta la ronda divisional en donde fueron eliminados por Kansas City en gran parte por su debilidad a la defensiva que los dejó entre los peores de la liga en ese rubro. Para la agencia libre decidieron traer varios profundos que ayuden al trabajo del perímetro destacando a Bradley Roby que será una adición extremadamente importante. No obstante, los Texans le apuestan con todo a seguir teniendo una ofensiva bastante completa con Deshaun Watson como líder y cara de la franquicia acompañado de Duke Johnson por el juego terrestre, aunque tuvieron el peor canje para muchos de la temporada baja al perder de DeAndre Hopkins lograron sumar a Randall Cobb y Brandon Cooks al cuerpo de receptores que podría estar más completo, permitiendo más opciones a Watson al momento de buscar conexiones.
Indianápolis Colts: Una nueva era comenzará en el equipo con la llegada de Philip Rivers que a pesar de su veteranía todavía tiene mucho que ofrecer con su potente brazo, es uno de los mariscales más talentosos de la última década y que se ha quedado con las ganas de trascender. Este año llega a un equipo que prácticamente lo tenía todo, menos un QB talentoso. En cuanto a defensiva quedaron a la mitad de la tabla el año pasado y en ofensiva fueron de las peores, solo necesitan unos cuantos ajustes para ser contendientes. Tienen en Marlon Mack un corredor poderoso y en Darius Leonard un apoyador de élite que lidera a la defensiva en todo momento. Rivers tendrá que demostrar lo que le queda en el tanque para tratar de llevar al siguiente nivel al equipo que lo único seguro es que pelearán por cada partido sin regalar nada. En la agencia libre se hicieron de Xavier Rhoedes y DeForest Buckner que apuntalan la defensiva.
Jacksonville Jaguars: Con un pobre desempeño el año pasado que los dejó en el fondo de la división con solamente seis victorias, nuevamente los Jaguars son una incógnita al tener talento y no saber aprovecharlo. Para el draft de este año tuvieron 13 selecciones una de las cantidades más altas y aprovecharon para llenar al equipo con talento por todos lados, normalmente son buenos visores de talento y podrían tener un equipo interesante con mucha velocidad. Gardner Minshew fue la sensación por su carisma la temporada pasada, pero tuvo errores de novato que le llevaron a perder partidos, algo que si se corrige lo puede hacer uno de los mariscales de campo más interesantes de ver en acción. Realmente son el equipo en el papel más débil y con tantos novatos pueden tener problemas en los momentos clave de cada partido, lo más probable es que sirva este año como de adaptación para ir conformando un equipo que pueda competir en el futuro.
Tennessee Titans: Sus nueve victorias del 2019 les permitieron entrar a postemporada en donde dieron la sorpresa una y otra vez, primero venciendo a los Patriots y luego a los Ravens e incluso en la final de conferencia dominaron a los Chiefs, pero Mahomes terminó por encontrar la forma de atravesar su defensiva. Este año confían en volver a tener esa fuerza defensiva que si bien no es tan poderosa en cuanto a permitir yardas si lo es en recibir puntos promediando 20 por partido el año pasado, en la ofensiva tienen un tridente más que interesante que los llevó al éxito en el 2019 con Ryan Tannehill que dio algunos chispazos de mariscal de campo estrella, Derrick Henry que es para muchos el corredor más fuerte y poderoso de toda la liga y A.J. Brown un receptor con potencial cada vez más grande. En resumen, los Titans tienen toda la materia prima para seguir siendo contendientes siempre y cuando Tannehill siga con el nivel del 2019, lo más importante para ellos será mantener su juego por tierra fuerte que es en lo que se basan para conseguir puntos en el marcador. En la agencia libre sumaron al esquinero Jonathan Joseph y al apoyador Vic Beasley que pueden ayudar a tener una mejor unidad mientras que en equipos especiales sumaron a Stephen Gostkowski uno de los mejores pateadores en la historia de la liga.