Al cierre del 2020, la Dirección de Reglamentos municipales impuso 1,291 actas en contra de establecimientos que incumplieron con diversas disposiciones del Código Municipal, que se tradujo en 409 clausuras; asimismo se registraron 3 mil quejas ciudadanas por exceso de ruido en casas habitación, en negocios y otras causas.

David Ángeles Castañeda, director del área, señaló que el operativo realizado en las dos últimas semanas relativas a la Navidad y al Año Nuevo, prácticamente se cerró con un saldo blanco por primera vez, sin clausuras aplicadas a restaurantes, antros y cantinas, al haber mostrado buen comportamiento y respeto a la normatividad sanitaria y municipal.

“Ojalá la ciudadanía esté demostrando conciencia y responsabilidad para autocuidarse y al resto de las personas. También se registraron esos casos de propietarios de giros reglamentados que quisieron pasarse del horario permitido establecido a las 12 de la noche, con quienes se dialogó y se logró que cerraran sin aplicarles sanciones económicas”.

A aquellos que se pasaron del aforo de clientes se les apercibió de modo verbal y se permaneció hasta que se regularizó la situación y los dueños tomaron sus precauciones en restaurantes, antros y cantinas para cumplir con la normatividad sanitaria.

En entrevista con El Heraldo, el funcionario capitalino detalló que en lo referente a las quejas ciudadanas, un total de 1,950 se relacionan con casa habitación, 584 por exceso de ruido en establecimientos y otras 424 con otras causas diversas.

Aclaró que en lo relativo a quejas de ruido no bajaron como se quisiera, ya que se reciben un promedio de 170 a 180 llamadas telefónicas diarias, las cuales son imposibles de atender todas en el día a día. Aparte se sabe de la protesta de muchas personas que quieren hacer su denuncia pero las líneas telefónicas se encuentran ocupadas.

Por último, David Ángeles Castañeda indicó que la mitad del personal de la Dirección de Reglamentos se encuentra resguardado en sus hogares a causa de la pandemia por el COVID-19, motivo por el cual no se cuenta con supervisores suficientes para atender la demanda vigente en el municipio de Aguascalientes.