El gremio abarrotero en Aguascalientes cerró el año de la peor manera en la que tengan registro, luego de que la pandemia ocasionada por el COVID provocara la suspensión en su momento de actividades en escuelas, confinamientos y restricciones de movilidad social, lo que ha causado que la mayoría de los negocios estén enfrentando un balance negativo. El presidente de Abarroteros Unidos, Gilberto López, detalló que aunado a eso, la competencia desleal como es la apertura de tiendas de conveniencia se han convertido en el último clavo en su contra.
Todo lo anterior, ha generado que los negocios de tiendas de abarrotes se encuentren atravesando serios problemas de liquidez, a tal grado que de continuar los efectos de la pandemia, algunos de ellos podrían bajar la cortina definitivamente. A pesar de que las fiestas decembrinas han permitido repuntar ligeramente las ventas, serán insuficientes para resarcir el daño registrado prácticamente durante todo el año. Incluso, como parte de los esfuerzos por mantenerse activos, algunos dueños de tiendas abarroteras se han visto en la necesidad de solicitar créditos con agiotistas o por medio de instituciones bancarias, conscientes incluso de que las altas tasas de interés podrían terminar por consumirlos, sin embargo, la insuficiencia de apoyos públicos no les ha dejado otra posibilidad para intentar subsistir. Finalmente, Gilberto López hizo un llamado a las familias para que las tiendas de la esquina sean priorizadas ante alguna compra, por encima de tiendas de autoservicio y de conveniencia, en las cuales aseguró, los precios son más elevados.
“Sin duda muchos cerrarán el año de milagro, muy apretados con caída en ventas hasta por más de la mitad a diferencia de otros años. Hay casos donde se tiene problemas con el pago de proveedores, tenemos confianza de que las condiciones mejoren el siguiente año”, expresó.