En un 60% ha caído la actividad inmobiliaria en Aguascalientes derivado de la parálisis económica por la contingencia sanitaria, reconoció el presidente de la Asociación Mexicana de Profesionales Inmobiliarios en la entidad, René Arturo Treviño Cortés.

Destacó que, a pesar de lo anterior, ha habido algo de movimiento mínimo en materia habitacional, sin embargo, en materia comercial y sobre todo en el área industrial las operaciones están prácticamente detenidas. Ello a pesar de que los notarios y el Registro Público de la Propiedad continúan dando servicio con todas las reservas y siguiendo con todos los protocolos sanitarios y de seguridad y dan respuesta rápida, sin embargo, lo que no ha ayudado para nada es la economía que se ha detenido. “La actividad normal de Aguascalientes y del país que se ha frenado y es comprensible en muchas personas que ya estaban en procesos de decisión para comprar una propiedad, casa-habitación o como inversiones, están frenados y no deja de ser una problemática para todos los que vivimos de las ventas, que no hay ingresos y estamos tratando de aguantar lo más que se pueda”.

Treviño Cortés indicó que, si bien Aguascalientes tenía una dinámica importante en materia de desarrollo económico, al ser de las entidades con mayor crecimiento y generador del Producto Interno Bruto, con la pandemia prácticamente esto se frenó y con ello también al mercado de los bienes raíces.

A pesar de esta situación, el presidente de la AMPI estableció que los agentes inmobiliarios siguen atendiendo clientes y peticiones mediante el uso de herramientas tecnológicas y sosteniendo reuniones virtuales, a fin de que no haya un paro total, sino dar la lucha a la situación. “En nuestro campo establecemos reuniones vía remota y hacemos uso de fichas electrónicas de las propiedades y presentaciones digitales de las casas y se hacen recorridos virtuales”.