Parece ser que la pista de Aguascalientes se convirtió en la favorita para Rubén García, ya que curiosamente, las dos banderas de cuadros que ha ganado en la temporada han sido en la tierra de la gente buena.
La competencia estelar de NASCAR Peak comenzó a las 2:00 de la tarde en el Óvalo de Aguascalientes; los corredores de la categoría principal estuvieron hasta el fondo de la parrilla, pero conforme fue avanzando la competencia los más preparados fueron tomando su lugar.
La carrera estaba programada para ser de 170 vueltas, pero debido a algunos detalles no pudo ser así y se tuvo que detener a los 90 minutos, como ya se había estipulado. Aproximadamente en la vuelta 45 se tuvo que pasar a bandera roja por una línea de aceite en la pista, por lo que se tuvo que limpiar.
Los autos que iban derramando fluidos eran los 11 y 12, así que fueron directo a pits; en la vuelta 54 se tuvo un cambio de líder y quien tomó la ventaja fue Alex de Alba, pero en la vuelta 90 que tuvo pausa por pits, quien lideraba la carrera era el piloto del auto 88 Rubén García Jr.
Después de más limpiezas de pista se determinó terminar por tiempo y Rubén García seguía a la cabeza. Quien se llevó el primer lugar una vez concretado el tiempo, fue Rubén García Jr, seguido por Rubén Rovelo y el piloto de Challenge Alex de Alba.
Luego de las revisiones finales, se decretó como campeón de la categoría Peak a Rubén García Jr, quien volvió a lo más alto del podio en Aguascalientes, tal y como sucedió en la pasada cuarta fecha del serial, celebrada el 1 de agosto.
Quienes completaron el podio de la máxima categoría fueron Rubén Rovelo con diferencia de .357 y Max Gutiérrez con diferencia de 3.372, con estos resultados, el campeonato sin duda se apretará bastante porque Rubén García sumó puntos importantes para acercarse aún más a Salvador de Alba Jr, quien terminó en la quinta posición de la carrera, pero la cuarta de su categoría.