Cambios importantes podrían darse en materia de reforma fiscal de cara al cuarto año del presidente López Obrador y que seguramente deberá cabildear el nuevo secretario de Hacienda, destacó el ex presidente del Colegio de Contadores Públicos de Aguascalientes, José Alfredo Franco Hernández.

El especialista recordó que en los primeros 3 años del actual Gobierno Federal no ha habido nuevos impuestos, con lo cual se cumple la promesa del mandatario en tal sentido y sólo ha habido cambios en la actual legislación, tales como la desaparición de la compensación universal y se establecieron reglas para reforzar el castigo a empresas factureras, entre otras cosas.

Sin embargo, dijo que con la salida de Arturo Herrera de la Secretaría de Hacienda al perfilarse como gobernador del Banco de México y con la llegada de Rogelio Ramírez de la O a dicha dependencia federal, se espera que siga habiendo un buen manejo de la economía, que siga la estabilidad y la bonanza, además de que el presidente busca tener gente de su confianza en puestos clave para lograr ciertas situaciones de la llamada 4T.

Mientras que en materia de reformas fiscales, enfatizó que al nuevo titular le tocará el próximo 8 de septiembre hacer el cabildeo con quien sea nombrado como titular de la Comisión de Hacienda y Crédito Público de la Cámara de Diputados en materia de más cambios y posibles nuevos impuestos a aplicarse a partir del próximo año 2022.

Adicional a lo anterior, Franco Hernández indicó que el presidente de Estados Unidos Joe Biden en la más reciente reunión de los líderes del G7 propuso una reforma fiscal a través de la cual se establezca una tasa de impuesto mínima mundial de al menos un 15%, que sería el equivalente al ISR que se tiene en México, para empresas que tengan ingresos en otros países donde pagan al 8 o 10% el impuesto y que seguramente nuestro país también habrá de adoptar al ser miembro de la OCDE. “Hay una tendencia internacional de modificar la manera en que pagan los corporativos internacionales, esto con independencia a lo que quiere el gobierno de AMLO y que se tendrá que considerar en los próximos 3 años también”.