Cortesía Europa Press
Agencia Reforma

MADRID, España.- El arrojo de Christopher Nolan y supelícula Tenet, llamada a devolver al público a los cines en tiempos de coronavirus, no ha sido suficiente.
Luego de discretas cifras en taquilla, el resto de estudios de Hollywood están plegando velas y retrasando el estreno de sus grandes producciones previstas para las próximas semanas.
Tras el aplazamiento de Wonder Woman 1984, otra superheroína sigue sus pasos. Se trata de Black Widow, la película de Marvel Studios protagonizada por Scarlett Johansson que, según informa el portal de la revista Variety, retrasará su fecha de estreno en cines, previsto para el 6 de noviembre.
Black Widow es la primera película de la Fase 4 del Universo Cinematográfico de Marvel y uno de los estrenos más potentes, en términos de taquilla, de lo que queda de año.
Con su aplazamiento, unido al de Wonder Woman 1984 o Candyman, la cartelera se queda sin blockbusters hasta la llegada de Sin Tiempo para Morir, la nueva película de James Bond que llegará a los cines a finales de noviembre.
Además, la publicación estadounidense informa que Disney estaría barajando la posibilidad de lanzar Soul, la nueva película de Pixar, directamente en Disney+, igual que ya hiciera hace tan solo unos días con la versión de acción real de Mulán, que se lanzó en el servicio de streaming.
De momento, Disney no ha confirmado ni el aplazamiento del estreno de Black Widow ni tampoco el presunto lanzamiento de Soul en Disney+.