Staff
Agencia Reforma

MADRID, España.- Cristiano Ronaldo dio ayer otro paso para ser el máximo anotador en la historia de las Selecciones nacionales, durante una jornada de duelos amistosos afectados por el coronavirus.
CR7 marcó una vez en la paliza de 7-0 que Portugal le propinó a Andorra. Llegó así a 102 goles internacionales, siete menos de los 109 conseguidos por el ex delantero iraní Alí Daei, el otro futbolista que ha rebasado la centena de dianas con un combinado nacional.
Cristiano, quien había sufrido recién una lesión leve de rodilla, ingresó en el partido después del descanso y consiguió la sexta anotación mediante un cabezazo a unos pasos del arco a los 85 minutos, luego de dilapidar algunas buenas opciones.
Cristiano ingresó por Pedro Neto, el delantero de 20 años del Wolverhampton, quien debutó con la selección nacional y anotó al 8′. João Paulo amplió la diferencia al 29′ y Renato Sanches marcó al 56′.
Paulinho, otro que debutó también, anotó al 61′. Un autogol de Emili García al 76′ significó el 5-0 y João Félix cerró la cuenta en los minutos finales.
La jornada estuvo marcada por el virus ya que los duelos en los que participaron Italia, Bélgica, Alemania y República Checa figuraron entre los afectados por la pandemia.
El encuentro de Noruega, en casa frente a Israel, se canceló por recomendación de las autoridades locales de salud, luego de un resultado positivo de un jugador israelí en las pruebas de diagnóstico.
Muchas selecciones dieron descanso a sus titulares habituales, de cara a las fechas decisivas de la Nations League, que se disputarán a partir de este sábado.
La mayor sorpresa fue la derrota de Francia, por 2-0 ante Finlandia.