CDMX.- Melinda French se refirió como “irremediablemente roto” al vínculo que creó con Bill Gates, con quien procreó tres hijos y con quien estuvo casada por 27 años, cuando abordó a varias firmas de abogados en octubre de 2019, momento en el que consideró divorciarse de éste, de acuerdo con documentos y fuentes consultadas por The Wall Street Journal.
Una de las razones que llevó a Melinda a querer la separación, según la publicación, fue el vínculo que tenía su ahora ex esposo con el traficante sexual Jeffrey Epstein, quien fue hallado muerto en la cárcel dos meses antes mientras esperaba un juicio por cargos federales relacionados con el tráfico sexual.
Los malestares de French, de 56 años, por la relación de ambos magnates se remontan, al menos, a 2013, de acuerdo con el diario.
The New York Times informó en octubre de 2019 que el multimillonario se había visto con Epstein varias ocasiones y una vez se quedó hasta tarde en su casa de Nueva York.
Sin embargo, una portavoz del cofundador de Microsoft Corp. dijo en ese momento que las reuniones se habían centrado en la filantropía.
El empresario, a través de su portavoz, confirmó que conocía al magnate, pero que no había tenido una relación ni de negocios ni de amistad.
The Daily Beast informó que Melinda advirtió a su marido sobre la asociación con Epstein en 2013, y estaba furiosa con él por reunirse con el delincuente sexual y resultó ser “un punto de inflexión para la relación de los Gates”. (Staff/Agencia Reforma)