Las adversidades enfrentadas por la pandemia por COVID-19 en varios sectores productivos, ha despertado la necesidad de apostar por nuevas tendencias para poder subsistir y perfilarse a la ansiada recuperación, siendo la tecnología la principal herramienta utilizada para mantener sus ventas, señaló el presidente de Canaco, Miguel Ángel Breceda Solís.
Por medio del comercio electrónico, actualmente, los establecimientos afiliados a Canaco han podido no solamente mantenerse en lo que va del presente año, sino incluso abrir nuevos mercados, por lo que estarían apostando a un proyecto para que en mediano plazo la cantidad de negocios que puedan contar con acceso a redes sociales o en su defecto algún catálogo digital, lo puedan hacer.
Hasta hace poco, las ventas por internet no habían sido aprovechadas, sin embargo, paulatinamente dicha herramienta ha permitido que los comerciantes le estén apostando al comercio electrónico, concretando ventas a cualquier hora del día y sin importar el día de la semana.
Otra de las ventajas es que además, los negocios que le han apostado fuertemente al comercio electrónico, pueden programar sus mercancías en almacén y disponer de ellas hasta que estén vendidas. Incluso en algunos casos los comerciantes ya han dejado de estar instalados físicamente, por lo que solamente se dedican a ofrecer sus productos y servicios en internet, dejando de pagar rentas de espacios comerciales que en ocasiones llegan hacer bastante onerosos.
“El comercio electrónico llegó para quedarse, se comienza a notar una nueva tendencia donde es más fácil también para el cliente hacer su compra y esperar el producto o solamente pasar por la mercancía. La ventaja es considerable para el consumidor y también para los comerciantes”, indicó.