Staff
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-Aunque por poco, los arrestos de migrantes indocumentados el mes de abril en la frontera entre Estados Unidos y México rompieron un nuevo récord.
De acuerdo con datos de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de EU (CBP, por sus siglas en inglés) publicados ayer, el mes pasado fueron detenidos 178 mil 662 migrantes en la frontera sur de ese país, una cifra poco arriba de los 173 mil 348 de marzo, pero que es ahora la más alta de los últimos 20 años.
El incremento de las aprehensiones de abril respecto a marzo fue de apenas 3 por ciento, con una notable baja de 9 por ciento en los cruces ilegales de menores no acompañados y de 7.5 por ciento en el caso de familias.
La CBP reportó la detención en abril de 17 mil 305 menores no acompañados, comparado con los 19 mil 119 de marzo, y de 50 mil 16 unidades familiares, en contraste con las 54 mil 125 del tercer mes del año.
Las que aumentaron fueron las aprehensiones de adultos viajando solos. Éstas pasaron de 100 mil 104 en marzo a 111 mil 301 en abril, lo que significó un aumento de 12 por ciento.
Los mexicanos representaron la mayoría de las aprehensiones en general, con 65 mil 555 -37 por ciento del total-, seguido de los hondureños con 38 mil 143 -21 por ciento-.
“La CBP continúa viendo una gran afluencia de migración ilegal a lo largo de la frontera suroeste”, dijo el comisionado interino de la agencia, Troy Miller, en un comunicado.
“Día tras día, la CBP rescata migrantes abandonados en terrenos difíciles, dados por muertos sin comida ni agua. La CBP se compromete a mejorar la seguridad de la frontera de EU y ayudar a salvar la vida de los migrantes”.
En este sentido, según las cifras publicadas ayer, la agencia realizó más de 873 rescates de migrantes en todo el país durante abril. En lo que va del año fiscal, que inició en octubre pasado, 5 mil 787 extranjeros han sido rescatados, ya por encima de los 5 mil 255 de todo el año fiscal 2020.
El Presidente de EU, Joe Biden, ha atribuido el elevado número de cruces ilegales de esta primavera a los patrones estacionales y a las pésimas condiciones en Centroamérica, incluidos los estragos de dos huracanes que azotaron la región el año pasado.
Pero sus críticos acusan que fue la flexibilización de la política migratoria y la eliminación de algunas medidas de la pasada Administración de Donald Trump lo que ocasionó la avalancha de migrantes.
La vicepresidenta Kamala Harris sostuvo una reunión virtual la semana pasada con el Presidente Andrés Manuel López Obrador para discutir estrategias que puedan resolver de raíz las causas que originan la migración.
Harris, además, alista una vista tanto al país como a Guatemala el 7 y 8 de junio próximos.
De acuerdo con The Washington Post, funcionarios estadounidenses dicen que los cruces ilegales se han “estabilizado” en parte por el resultado de acciones más estrictas de las autoridades mexicanas, “que han desplegado 10 mil soldados y oficiales de Policía a lo largo de la frontera sur del país con Guatemala”.