Claudia Guerrero
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-El Presidente Andrés Manuel López Obrador informó que el ducto Tuxpan- Azcapotzalco, que abastece a esta Capital, fue afectado nuevamente ayer, por lo que no está operando.

“Ayer salió de operación el ducto Tuxpan-Azcapotzalco y se está actuando con rapidez para reparar los ductos con la seguridad que se tiene que tener en estos casos para no poner en riesgo la vida de trabajadores, de pobladores, y de ciudadanos”, informó en su conferencia mañanera.

“Es una operación muy riesgosa de la gente que lleva a cabo estas acciones deliberadas para afectar el abasto de combustible”, dijo.

Esto, afirmó, afecta en gran medida porque ese ducto transporta 170 mil barriles diarios.

“Ese ducto transporta 170 mil barriles diarios y cuando lo pinchan nos pega”, expuso.

El Mandatario anunció que el próximo martes 22 de enero realizará un recorrido por el ducto Tuxpan-Azcapotzalco, que ha sido saboteado en los últimos días, provocando problemas de desabasto en el Valle de México.

A su paso por las comunidades, dijo, llevará a cabo asambleas con los pobladores de esas regiones en las que se han registrado tomas clandestinas.

“Voy a hacer un recorrido por toda la ruta del ducto de Tuxpan hasta Azcapotzalco, para hacer asambleas y hablar directamente con la gente”, aseveró.

En este marco, el político tabasqueño anunció nuevas medidas como parte de la estrategia de combate al huachicol.

De entrada, se reforzará la vigilancia en 311 kilómetros del ducto Tuxpan-Azcapotzalco, donde serán desplegados helicópteros 850 elementos de las fuerzas armadas, es decir, 350 adicionales a los que hoy supervisan la ruta.

Además, la zona será sobrevolada por helicópteros tanto de día como de noche.

“Se van a establecer 16 comandantes a lo largo del ducto, cada comandante al mando de dos células, a efecto de ser más eficientes y efectivos. Con anterioridad teníamos 500 elementos, ahorita vamos a incrementarlo a un promedio de 800, 850”, anunció el General Arturo González Bravo, subdirector de Salvaguardia de Pemex.

Luego que funcionarios de Pemex hicieron referencia al modus operandi de los huachicoleros, el Presidente anunció que establecerá una prohibición o regulación para la comercialización que válvulas que hoy son de fácil acceso y que son utilizadas para la extracción ilegal.