Víctor Osorio
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Luego de casi un año con déficit, las lluvias de agosto superaron el promedio histórico y aliviaron la sequía que azotaba al norte del País.
Las lluvias registradas a finales de agosto permitieron que la proporción del territorio nacional afectada por sequía severa y excepcional disminuyera a la mitad en solo 15 días.
Conforme el reporte semanal del Comité Técnico de Operación de Obras Hidráulicas (CTOOH), en agosto se registró en el país una lámina de 171.5 milímetros, 30 por ciento más que el promedio histórico para el mes.
De acuerdo con el Monitor de Sequía de México, en la segunda quincena de agosto se observaron lluvias por arriba del promedio en las regiones noroeste, norte, centro-occidente y sur del país, así como en la Península de Yucatán.
Con ello, la superficie afectada por sequía severa pasó de 16.2 a 9.2 por ciento entre el 15 y el 31 de agosto. En tanto, la sequía extrema bajó de 4.4 a 1 por ciento y la excepcional de 0.8 a 0 por ciento.
El CTOOH destacó que luego de las abundantes lluvias que se han registrado en días recientes, se registraron incrementos en los almacenamientos de algunas de las principales presas del país.
El almacenamiento total de las 210 principales presas, detalló, se ubicó hasta el 5 de septiembre en 73 mil 954 millones de metros cúbicos, lo que representa todavía un déficit de 3 por ciento respecto al promedio para la fecha. No obstante, indicó, el volumen representa una recuperación considerable si se toma en cuenta que el déficit hasta 13 por ciento hace aproximadamente dos meses.