Staff
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- La empresa Volkswagen (VW) terminó la relación empresarial con un concesionario en la Ciudad de México que colgó en sus instalaciones una foto de la época del Nacional Socialismo alemán, en la que se ve a Adolf Hitler y esvásticas.
La compañía había adelantado en redes sociales que tomaría acciones, toda vez que la imagen no corresponde a su imagen corporativa o de los distribuidores.
“La empresa ha tomado la decisión de terminar con la relación comercial y de negocios con la distribuidora anteriormente mencionada toda vez que reprobamos tajantemente que haya exhibido esas imágenes en sus instalaciones, que mostraban un régimen que enfatizó el odio y la discriminación”, oficializó en un comunicado.
Ayer por la noche, la agencia de Coyoacán que genera 150 empleos directos y un número igual de indirectos, ofreció disculpas y justificó que lo relevante de esa fotografía era mostrar el primer Volkswagen Sedán producido en el mundo.
La fotografía, añadió, es parte de un acervo fotográfico de nueve imágenes que muestran las etapas por las cuales transitó el Volkswagen Tipo 1.
El pasado fin de semana, una mujer publicó en Twitter una foto de las instalaciones del concesionario de VW en la Alcaldía de Coyoacán en la que se ve en la pared una foto del inicio de la fábrica en Wolfsburg -donde se encuentra actualmente la sede central de la compañía- en 1938 en la que aparecen Hitler y muchas cruces gamadas.
El Centro Simon-Wiesenthal, que documenta las víctimas del holocausto y lleva registros de los criminales de guerra nazis, exigió tomar acciones.