Por FRANCISCO VARGAS M.

El torero peruano y figura Andrés Roca Rey confirmó el porqué es quien llena las plazas en España siempre que se anuncia en un cartel y agota la papeleta, al tener, en lo que fue la Tercera Corrida del Serial Taurino 2022, una tarde triunfal, tras lograr una faena vibrante y emotiva llena de torería, misma que le redituó cortar las dos orejas para salir en hombros al final de festejo, perdiendo una más en su segundo por fallar con el acero, mientras que sus alternantes Arturo Macías, en primer lugar, no escatimó esfuerzo alguno por conquistar el triunfo saliendo al tercio en su primero y Diego Silveti, por otro lado, tuvo una tarde sin pena ni gloria.
Con más de tres cuartos de entrada en la Plaza Monumental, se jugó un encierro de la ganadería de toros de Bernaldo de Quirós, toros parejos en cuanto su presentación siendo poco castigados en varas. Primero, noble con fijeza pero poca fuerza; segundo, tardo en sus embestidas; tercero, bravo con raza y transmisión premiado con el arrastre lento; cuarto, corto y soso pitado en el arrastre; quinto, le faltó un punto de fuerza pitado en el arrastre; sexto, noble, carente de fuerza.
ARTURO MACÍAS (Caña y Oro)
Su primero fue “Cominito”, al que recibió con tres largas cambiadas y verónicas sedeñas, siendo poco castigado en varas. Con muleta inició con dos vitolinas y de pecho viniendo dos series por el derecho, doblando a la arena el burel, siendo notoria su falta de fuerza, pero mostrando nobleza. Por el izquierdo, logró tandas con muletazos templados que tuvieron eco, sin faltar adornos como el cambio por delante y por la espalda. Para ponerle calor a la faena, de rodillas trazó derechazos, viniendo el toreo en redondo y cambios de mano por delante y desplante cerrando con ajustadas bernardinas. Pinchazo y tres cuartos de estocada siendo reconfortado con ovación que agradeció en el tercio.
“Guantero” lo saludó de hinojos con largas cambiadas y verónicas jugando los brazos, quitando por apretadas gaoneras. Muleta en mano con un toro soso y corto que no se prestó para lucimiento, estuvo esforzado sacando pases meritorios, recibiendo de manera incompresible abucheo por parte de un sector del público, logrando dosantinas y más pases a base de acortar las distancias alargando un tanto su labor. Estocada entera recibiendo palmas de aliento.
DIEGO SILVETI (Azul Pavo y Oro)
A “Cubetero” estuvo breve con capa rematando soltando una punta del capote, quitando por ajustadas gaoneras. Ya con muleta, con un toro con fuerza medida y tardo, logró muletazos por demás meritorios cuidando las alturas, todo con empeño y esfuerzo. Acortó las distancias logrando pases por el pitón derecho, arrojando el ayudado para realizar luquesinas que agradaron. Se fue en banda al hacer el primer viaje pinchando posteriormente, dejando una estocada tendida para silencio.
El quinto se llamó “Algodonero”, mismo que nunca ofreció embestidas con transmisión, sin embargo, se gustó a la verónica y quitó de manera vistosa por tafalleras. Con muleta, estuvo con empeño y voluntad. Estocada un tanto caída para palmas y pitos al toro.
ANDRÉS ROCA REY (Púrpura y Oro)
El tercero de la tarde fue “Cocinero”, al que bregó para fijarlo y enseñarle. Ya con muleta en mano, al inicio de su faena el toro se coló de fea manera rompiéndole el punto de la talaguilla de su pierna. Sin verse la ropa, poco a poco lo desengañó, logrando una importante y emotiva faena por ambos lados al bravo y enrazado toro, muletazos llenos de torería con largueza y temple teniendo como fondo la “Pelea de Gallos”, intercalando dosantinas escuchando el grito de “torero, torero”. Con determinación se fue tras el acero, dejando una estoca hasta las cintas, para ser premiado con dos orejas, mientras que los restos del toro, el premio del arrastre lento.
“Azucarero”, el cierraplaza, abrevió en capa, y en lo que toca con muleta inició con pases por alto, continuando con una faena entendida, muletazos tersos con temple sin exigencias, donde acompañó el viaje con la cintura enredándose en la faja, sin faltar los adornos como el desdén. Lamentablemente, estuvo errático con la espada, escuchando leves palmas.
Al final, el diestro peruano Andrés Roca Rey salió en hombros, concluyendo de esta manera triunfal el festejo. (pacovargas_@hotmail.com)

¡Participa con tu opinión!