Una fuerte alza en robos de bicicleta registraron los ciclistas este año 2020 sobre todo en los meses de marzo a abril y de septiembre a octubre, de acuerdo a estadísticas de los colectivos ciclistas en el Estado, así lo dio a conocer Antonio Pérez García, integrante de la Asociación de Bicicálidos.
El activista social comentó que a la fecha tienen registrados 54 casos denunciados de manera formal ante la Fiscalía General del Estado de robos de bicicletas durante este año, aunque no descartó que pudiera haber más, donde es común que quienes cometen este ilícito las deshacen y las venden como partes y esperan un tiempo para volver a armarlas y después venderlas por internet o en el tianguis.

SUMA DE OBSTÁCULOS. Apuntó que, a esta situación de la compra y venta de las bicicletas robadas, también se suma la falta de inspección por parte de la Dirección de Mercados Municipales y donde la misma víctima en la mayoría de las ocasiones encuentra su bicicleta en los tianguis o en las Casas de Empeño, debido a que no se le da un correcto seguimiento.
Asimismo lamentó la falta de coordinación entre el Municipio y el Estado, es decir entre la Fiscalía y la Secretaría de Seguridad Pública Municipal para atender este tipo de delitos que día con día se presentan, aunado a que no todas las víctimas hacen su denuncia en la Fiscalía por miedo a contagiarse y porque los tiempos en dicha instancia son cada vez más tardados.

PELIGROSA CARRERA. Adicional a lo anterior, lamentó que no haya garantías de seguridad para que los ciclistas puedan circular con tranquilidad sobre todo en la Avenida Aguascalientes ante el aumento descomunal de la velocidad que imprimen los automovilistas, lo que ha incrementado en este año hasta en un 12% la incidencia de accidentes viales por esta situación. “Esto verdaderamente pone en riesgo a quien tenga que cruzar el segundo anillo (…) no toda esta avenida tiene puentes, ni cruces peatonales (…) hay una falta de inclusión en las políticas públicas para mejorar la seguridad vial…”

“No estamos ahorita como para invertirle más de 2 o 3 horas a estar esperando a que te levanten una declaración a la que no se le va a dar seguimiento. Entonces, la gente no está denunciando. Es ahí donde nosotros queremos insistir, en facilitar los trámites y mejorar el seguimiento…” Antonio Pérez García, Bicicálidos