Por Rubén Torres Cruz

Un sujeto que era perseguido por elementos de la Policía Municipal luego de haber sido reportado como el responsable de haberse robado un automóvil estacionado en la vía pública, sufrió un aparatoso accidente, lo que le provocó la muerte cuando recibía atención médica. La víctima respondía al nombre de José Adrián, de 21 años de edad.

Los hechos de la tragedia comenzaron cuando los oficiales se dirigieron a un domicilio ubicado en la calle Parras de la colonia Las Viñas, donde lograron conocer de parte del afectado que instantes antes un sujeto se había robado su auto, siendo éste un Golf, modelo 1996 en color negro y con placas de circulación AFE970B de Aguascalientes, por lo que de manera inmediata comenzaron labores de rastreo. Lo anterior provocó que minutos más tarde la unidad con reporte de robo fuera localizada cuando circulaba en la zona oriente de la ciudad, por lo que los preventivos le marcaron el alto, sin embargo, el sujeto lejos de atender las indicaciones aceleró con la intención de escapar de la vista de los uniformados.

De esa manera, comenzó una persecución sobre la avenida Siglo XXI en sentido de oriente a poniente, y en determinado momento el sospechoso al llegar al cruce con la avenida Independencia de sentido de sur a norte, viró violentamente el volante siendo a la altura del fraccionamiento Paseos de Aguascalientes en el municipio de Jesús María, en donde por la inercia de la velocidad perdió el control del volante impactando los neumáticos delanteros contra el camellón central, siguiéndose de frente para golpear con su parte media simultáneamente una toma de agua y la base del semáforo en operación.

Lo anterior originó que el conductor quedara lesionado, siendo asistido por los oficiales quienes solicitaron la intervención de los paramédicos mismos que al llegar y valorar a la persona, determinaron que era necesario trasladarlo a recibir atención médica especializada.

De esa manera, el presunto responsable fue atendido en el Hospital Hidalgo, en donde lamentablemente dejó de existir a consecuencia del traumatismo toracoabdominal profundo y traumatismo raquimedular, que presentaba. Finalmente, los oficiales de la policía preventiva trasladaron el vehículo recuperado ante el agente del Ministerio Público del Fuero Común en turno, en dónde se inició una carpeta de investigación por el robo del vehículo, luego de que el propietario de la unidad accidentada presentó la querella correspondiente por el delito de robo.