En el transcurso del presente año, los delitos sobre los que más carpetas judiciales se han estado trabajando en el Poder Judicial del Estado, tienen que ver con el robo en sus distintas manifestaciones, seguido por los que atentan contra la salud y la violencia familiar, esto último, particularmente desencadenado a consecuencia, presumiblemente, del confinamiento que se ha debido tener durante la pandemia que aqueja al mundo.

Esto lo dio a conocer la magistrada presidenta del Supremo Tribunal de Justicia del Estado, Gabriela Espinosa Castorena, quien resaltó que durante este tiempo de pandemia, se han tenido que hacer adecuaciones en espacios y tiempos para no dejar de brindar el servicio de prestación de justicia pronta y expedita, lo que se ha logrado, inclusive con la contratación de más personal técnico y administrativo.

En este año se han presentado una serie de iniciativas legislativas y también se ha tocado el tema de la equidad de género, de lo cual no queda exento el Poder Judicial, pero que estarán siendo analizadas desde el orden que le corresponde encabezar.

En cuanto a la propuesta de algún grupo de legisladoras locales, en torno a preparar un padrón de deudores alimentarios y de quienes han cometido delitos sexuales, refirió que es un tema que debe ser revisado a profundidad y en particular “se me haría apresurado hacer comentario alguno de un tema que debe ser bien documentado, revisado y analizado jurídicamente”, pero en su momento podría emitir alguna opinión.

En cuanto al tema de paridad de género en el Poder Judicial, no es un problema real en Aguascalientes, pues “aquí somos más servidoras públicas que trabajamos que hombres”, de ahí que a diferencia de lo que ocurre en otras entidades del país, en donde organizaciones civiles han observado que son reacios para abrir espacios para féminas, aquí los concursos de oposición son generales y permiten la inscripción de mujeres y hombres, permitiendo el registro sin distingo o cantidad.

En particular, puntualizó que aquí se cuida que en los espacios para los que se busca personal de nuevo ingreso, queden las personas con mayor capacidad, habilidades y el mejor perfil, de ahí que “no es posible hablar de una discriminación”, pero sí es un tema que deberá ser trabajado sobre la marcha.