Por FRANCISCO VARGAS M.

Los matadores de toros, el madrileño por adopción aguascalentense Roberto Galán y el aquicalitano Diego Emilio, no descuidan su preparación en estos tiempos de confinamiento, ya sea entrenando de salón o asistiendo al campo bravo.
En esta ocasión los diestros estuvieron en la dehesa zacatecana de Sergio Rojas, misma que se ubica en “Rancho Nuevo”, divisa color morado, rosa y blanco, donde el ganadero don Sergio Rojas González, llevó a cabo una intensa y positiva retienta de vacas, mismas que les permitió a ambos matadores expresar su solvente tauromaquia así como realizar faenas de gran clase y reposo, gustándose tanto con capa como muleta, además de que tuvieron la oportunidad de afinar y pulir aspectos técnicos.
Cabe mencionar que en esta intensa y productiva labor de campo, estuvieron presentes como invitados de honor estupendos aficionados de los estados de Zacatecas y Aguascalientes.
Roberto Galán y Diego Emilio esperan y desean que pronto se retome la actividad y festejos taurinos en nuestro país, para volver enfundarse inmediatamente en su terno de luces y continuar demostrando en el ruedo su calidad y de gran expresión; además de confirmar como siempre que: “La grandeza del toreo es la bella creación del arte, en donde se pone en juego la existencia de la vida sobre la muerte”. (pacovargas_@hotmail.com )