Cuando ya iban bien surtidos con varias cajas que contenían 300 kilogramos de carne y que momentos antes habían robado del negocio donde trabajaban, dos desleales empleados fueron sorprendidos y capturados por policías estatales.
Se trata de quienes se identificaron como Jaime Isidro, de 20 años y Óscar, de 28 años, los cuales fueron trasladados a la Fiscalía General del Estado, donde quedaron a disposición del agente del Ministerio Público de la Vice Fiscalía de Investigación del Delito.
Su captura se registró el pasado viernes a las 21:30 horas, cuando en el servicio de emergencias 911 se reportó que se había registrado un robo en un negocio de venta de carne que se ubica en el Centro Comercial Agropecuario.
Hasta ese sitio acudieron policías estatales, quienes fueron informados por el propietario que se había sorprendido a dos de los empleados cometiendo un robo tipo “hormiga”, los cuales se dieron a la fuga.
Tras un despliegue en calles del mismo Centro Comercial Agropecuario, los policías estatales interceptaron a los sospechosos cuando se desplazaban en un vehículo Nissan Tsuru. Al registrarse el interior de la unidad automotriz, se localizaron varias cajas conteniendo 300 kilos de carne, mismas que fueron aseguradas.