Durante la noche del miércoles pasado, policías estatales lograron recuperar dos de los automóviles de lujo que fueron robados con violencia el pasado martes.
Se presume que los delincuentes detectaron el retén que tienen los policías estatales instalado en la carretera que conduce al poblado de El Bajío de San José, Jalisco, por lo que optaron por abandonarlos y darse a la fuga entre el monte.
Fue aproximadamente a las 22:31 horas cuando los policías estatales detectaron, a la altura del kilómetro 16+500 de la carretera estatal No. 36, dos de las unidades automotrices abandonadas.
Se trataba, así pues, de un coche Toyota Prius, modelo 2015, color blanco y placas de circulación del estado de Querétaro, así como de una camioneta Dodge Jouney, modelo 2015, color gris y placas de circulación del estado de Jalisco.
Ambas unidades automotrices se encontraban abandonadas fuera de la cinta asfáltica, con las luces encendidas y con las puertas abiertas.
Al momento de revisarlas, se confirmó que se trataba del coche Toyota Prius que le fue robado con violencia a una mujer el pasado domingo a las 17:00 horas, en la avenida Siglo XXI Sur, a la altura del fraccionamiento Rancho Santa Mónica.
Por su parte, la camioneta Dodge Journey corresponde a la que le fue robada con violencia el pasado martes a las 15:42 horas a una mujer en el bulevar José María Chávez esquina con la calle Carolina Villanueva, en Ciudad Industrial.
Cabe destacar que los policías estatales detectaron huellas de calzado en la tierra, que hacen presumir que los delincuentes huyeron hacia el monte, al percatarse de que, metros adelante, se encontraba el retén policial.
Agentes del Grupo Localización de Vehículos de la PDI ya se encuentran realizando las investigaciones correspondientes.