Christian Lara
Agencia Reforma

MONTERREY, NL.- En un hecho sin precedente en Nuevo León y con el modus operandi de las bandas que asaltan transporte de carga, un tráiler con mil 600 garrafones llenos de agua purificada fue robado por hombres armados, en plena crisis por la sequía en el Estado.
De acuerdo con reportes policiacos revelados ayer, el robo del camión se dio la madrugada del sábado sobre la Carretera a Reynosa, en Guadalupe, lo que activó un operativo que incluyó el cateo de bodegas en Apodaca.
Para el domingo, los ministeriales ya habían recuperado la plataforma del tráiler y mil 120 garrafones de plástico de 20 litros, es decir, faltaron 480 envases llenos de agua.
Hasta anoche, sin embargo, los elementos de la Agencia Estatal de Investigaciones (AEI) no habían recuperado el tractocamión ni habían reportado alguna detención.
Fuentes allegadas a la Fiscalía del Estado señalaron que se investiga si el caso está ligado a bandas que roban carga y si estarían buscando aprovechar la crisis del agua para expandir sus actividades.
Según la versión del chofer, el asalto se registró a las 1:00 horas del sábado luego de que cargó los garrafones de la empresa Bonafont en el Parque Industrial La Silla, en Guadalupe, para trasladarlos a otra zona industrial, en Escobedo.
El conductor narró que se detuvo a la altura del kilómetro 5 de la Carretera a Reynosa para revisar su celular y ahí fue sorprendido por dos hombres con pistolas y vestidos con prendas oscuras y gorras.
Los criminales le dieron un golpe en el rostro y le exigieron que se pasara al camarote del camión.
Aseguró que no vio por donde lo llevaban, porque se mantuvo boca abajo, pero se dio cuenta que el tráiler estuvo dando vueltas hasta el amanecer, cuando lo liberaron en la Autopista al Aeropuerto, en los límites de Apodaca y Guadalupe.
El trailero dijo que tardó unos 30 minutos en conseguir un taxi y regresó al Parque Industrial La Silla para reportar los hechos.
Ministeriales iniciaron un operativo y para las 13:12 horas del sábado aseguraron la plataforma tras ubicarla abandonada en la calle Lomas de Uruguay, entre Lomas de Holanda y Lomas de Zambia, en la Colonia Lomas de la Paz, en Apodaca.
Al día siguiente, en la misma calle y colonia, catearon una bodega donde aseguraron mil 120 garrafones acomodados en anaqueles, así como un montacargas.
En las zonas donde fue robado el tráiler y donde fue recuperada la carga operan bandas que roban carga, señalaron las fuentes.
Cámaras empresariales y transportistas denuncian que los cargamentos más robados son de alimentos y abarrotes, productos que se seleccionan según su rentabilidad del momento y son vendidos a la población a través de las redes criminales.