Karla Omaña
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- De los 70 mil millones de pesos que representó el robo de hidrocarburos a Pemex el año pasado, 13 mil millones correspondieron a gas LP, casi 20 por ciento del total.
También los empresarios sufren este tipo de hurto, aunque no hay cifras totales.
Carlos Serrano, director de la Asociación Mexicana de Distribuidores de Gas Licuado y Empresas Conexas (Amexgas), urgió al Gobierno a implementar medidas y leyes más eficaces para terminar con la venta ilícita de este producto.
“Esta cantidad es tan grande que equivale a casi un mes de todo el producto de gas LP que se consume en el País, es decir 650 mil toneladas al año”, aseguró Serrano en entrevista.
Aunque consideró acertada la estrategia de combatir el robo de combustibles, hasta ahora las empresas distribuidoras de gas LP no han percibido una disminución en el ilícito, agregó.
“Hay avances que evidentemente han reducido el robo de combustible, sin embargo, esas acciones se enfocaron principalmente en lo que es el ducto y la comercialización de gasolinas y diesel; en gas LP hace falta mucho trabajo por hacer”, señal.
Además del robo a Pemex, a los industriales también les roban el combustible que ya compraron a la empresa.
Detalló que tan sólo el año pasado se encontraron 200 pipas perdidas en el mercado negro que fueron robadas para la comercialización ilegal del hidrocarburo.
Según Serrano, la estrategia más empleada por los “huachicoleros” es el robo de unidades cargadas con combustible a las empresas formales, para después comercializarlas en el mercado negro.